A Jorge M. Taverna Irigoyen por la confianza, por la nobleza, por la amistad.

La cuna del misterio.

De cómo fue de penosa la marcha a través de la selva hacia las ricas ciudadelas y los incontables peligros que acechaban a los hombres en la península de Yucatán.

La selva es estallido,
es desamparo,
fertilidad de esporas,
luz salvaje,
útero espléndido,
verdes vitalicios,
arquitectura hendida por los pájaros.
Es compacta espesura de raíces,
secreta hostilidad,
fiebres convulsas,
algún bramido de odio a contraviento
y distancia
y temores
y el cansancio.
El cansancio,
que cala hasta los huesos,
que instituye el sudor,
la angustia,
el hambre,
los pasos derivando hacia el sudeste
sin indicios,
sin claves,
sin presagios.
Rumbo al miedo,
a las sogas,
al martirio,
al verdugo demente,
a la herejía,
a la profundidad de los cenotes,
al cuchillo,
a la pira,
a los venablos.
Rumbo a Chichén – Itzá
donde la piedra
se aferra a misteriosas geometrías,
donde el sílex aguza,
entre el silencio,
espinas de rituales inhumanos;
donde el orfebre,
a fuego perentorio,
quiebra la voluntad de los metales
para alumbrar anillos,
brazaletes,
pectorales,
vasijas,
calendarios;
donde la furia nace,
donde el aire
amamanta perversas rebeliones
y la codicia enciende,
para siempre,
el delirio incesante de los coágulos;
donde la muerte es sólo un cuerpo roto,
un zumbido de insectos,
una ausencia
enroscada en la entraña del olvido,
un rostro cruel,
un nombre abandonado.
Rumbo a Chichén – Itzá
donde los mayas,
desde las coordenadas de la sombra,
inscriben,
en las fibras sensitivas,
cicatrices de secos silabarios.
A pesar del dolor,
de la fatiga,
de los celos,
del sol,
de la amargura,
de la huella hecha trizas,
de las pieles
desgarradas por vértices de espanto,
de talegas voraces,
desmedidas,
de lebreles,
de cruces,
de plegarias...
el viento avanza,
avanza,
avanza,
avanza.
Nada detiene al viento y su pecado.

Música

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Exconvento de los Siete Principes - Casa de la Cultura Oaxaqueña (México) 2004

Biobibliografía

Norma Segades Manias, Santa Fe, Argentina, 1945. Ha escrito *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida * A solas con la sombra *Bitácora del viento *Historias para Tiago y *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”. En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales