A Jorge M. Taverna Irigoyen por la confianza, por la nobleza, por la amistad.

Hijos.

Canto de sombra por la raza de expósitos nacida a la heredad de los repudios desde gemidos de úteros violados.

Los habita en las venas un grito agazapado
un grito que les llega a través del olvido
desde el dolor el miedo los soles turbulentos
un grito que se expande debajo de las pieles
en la oquedad secreta donde crepita el odio donde estalla la sombra donde cruje el insulto.
Expósitos bravíos mancebos de la tierra identidad de espinas
soledad contundente gestada en borracheras lascivias atropellos
destino mutilado a pura prepotencia de estambres amarillos.
Arrogancia española - resistencia aborigen
mordiendo rebeldías a hurtadillas del orden a escondidas del cepo a espaldas del repudio.
Paridos a la vida en el lugar exacto donde todo sucumbe:
colmenas nervaduras doctrinas esperanzas
donde el amor claudica y claudican los sueños y se abdica al milagro
donde andan las raíces su espacio mutilado
descifrando las claves del silencio que avanza a paso de susurro.
Hijos de la vergüenza
de la carne agrietada a golpe de injusticias a fuerza de despojos
de rituales que ascienden en el semen del aire
a fecundar promesas alianzas celestiales indultos infinitos
de ramajes lluviosos amamantando selvas con gestos de tributo.
Herederos de todo lo que queda de pie después del latrocinio
después de las lujurias que escarnecieron vientres
para fundar sus rostros su corazón ardiente su coraje descalzo
en estas latitudes donde las libertades simplemente suceden como el agua y los frutos.
Herederos de infamias que fundaron los buitres con sus picos de buitre con su saña de buitre en mitad del agravio.
Herederos del viento que desnuda avaricias que desluna violencias que desnuca corolas.
Herederos de nada que no sea distancia
que no sea un rebaño de roídos mendrugos
que no sea un manojo de pupilas impuras
atravesando nieblas con sus párpados mudos con sus párpados ciegos
que no sean astillas de vigilias creciendo en las redes del tiempo
que no sean muñones de nombres harapientos
legados espectrales
salvajes semilunios.

No hay comentarios:

Música

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Exconvento de los Siete Principes - Casa de la Cultura Oaxaqueña (México) 2004

Biobibliografía

Norma Segades Manias, Santa Fe, Argentina, 1945. Ha escrito *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida * A solas con la sombra *Bitácora del viento *Historias para Tiago y *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”. En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales