A Jorge M. Taverna Irigoyen por la confianza, por la nobleza, por la amistad.

Guijarros impacientes.

De cómo fue que Moctezuma, herido a pedradas por sus súbditos negóse a recibir alimentos hasta fallecer en su palacio mejicano el 30 de junio de 1520.

La tarde se hace prólogo de sombras.
En la humildad piadosa del rocío
hay concilio de intrigas,
como tigres
acoplando su ardor en la espesura.
Es junio.
Bajo su último lunario,
la muerte ha descendido,
apasionada,
con cadalso y puñal,
garrote y pira,
coágulos,
estertores,
mordeduras.
Viene a fundar su tiempo,
su albedrío,
a ocupar un sitial en la gangrena,
a perpetrar saqueos,
represalias,
a ejercer la impiedad de la locura,
a encender el dolor,
la sangre,
el miedo,
las miradas furtivas,
los insomnios,
la mano agazapada,
el exterminio
emboscado en fatídicas liturgias.
Sale a impedir los sueños,
a romperlos,
a golpearlos,
molerlos,
triturarlos,
a recaudar su diezmo de venganza,
pena por pena,
injuria por injuria;
porque es áspera,
infame,
miserable,
se parapeta en dogmas,
se atrinchera,
se amamanta de niebla acantilada,
amartilla el terror de la tortura.
Y ha sublevado al odio,
que no sabe
ni razona
ni piensa
ni presiente
las fauces homicidas,
los incendios,
los rabos de crueldad,
la sed oscura.
Ya ha sublevado una impaciencia amarga
que repudia la voz del elegido:
Emperador del pueblo mejicano
el Señor de las garzas,
Moctezuma.
Él,
que fuera guerrero y sacerdote,
perece aquí,
de ausencia abigarrada,
de guijarros con bordes fratricidas,
de discordia salvaje,
de conjuras.
La muerte lo contempla,
irreverente;
lo ve,
en la plenitud de su agonía,
vaticinando látigos,
martirios,
cadáveres sin prez ni sepultura.
La muerte es una máscara insolente,
solapada,
brutal,
inevitable...
que ha desovado,
sola,
en el silencio,
los torbellinos ciegos de la furia.

No hay comentarios:

Música

Acerca de la autora

Acerca de la autora
Exconvento de los Siete Principes - Casa de la Cultura Oaxaqueña (México) 2004

Biobibliografía

Norma Segades Manias, Santa Fe, Argentina, 1945. Ha escrito *Más allá de las máscaras *El vuelo inhabitado *Mi voz a la deriva *Tiempo de duendes *El amor sin mordazas *Crónica de las huellas *Un muelle en la nostalgia *A espaldas del silencio *Desde otras voces *La memoria encendida * A solas con la sombra *Bitácora del viento *Historias para Tiago y *Pese a todo (CD) En 1999 la Fundación Reconocimiento, inspirada en la trayectoria de la Dra. Alicia Moreau de Justo, le otorgó diploma y medalla nombrándola Alicia por “su actitud de vida” y el Instituto Argentino de la Excelencia (IADE) le hizo entrega del Primer Premio Nacional a la Excelencia Humana por “su meritorio aporte a la cultura”. En el año 2005 fue nombrada Ciudadana Santafesina Destacada por el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe “por su talentoso y valioso aporte al arte literario y periodismo cultural y por sus notables antecedentes como escritora en el ámbito local, nacional e internacional”. En 2007 el Poder Ejecutivo Municipal estimó oportuno "reconocer su labor literaria como relevante aporte a la cultura de la ciudad".

Datos personales